“Algunos de los que llegaban se desmayaban de hambre” cubanos en Uruguay

Actualidad

Días atrás, se denunció la falsificación de la firma de un jerarca de Migraciones en el tramite de residencia de un ciudadano cubano motivó el inicio de una investigación por parte de la Fiscalía.

Según informó Subrayado esta semana, el subcomisario y jefe de Inspectoría de Cerro Largo y Chuy Richard Perdomo denunció a una funcionaria por falsificar la firma en el año 2018. Perdomo agregó que el ciudadano cubano logró de esa forma obtener el certificado para ingresar al país.

En la nota enviada a Fiscalía se refiere a «funcionarios de la Inspectoría de Chuy», en plural, que cobraban una importante suma de dinero a ciudadanos cubanos para iniciar el trámite de residencia.

Con estos datos, se investiga si hay una organización de trata de personas que traslada ciudadanos cubanos desde Brasil, ingresando a Uruguay por Rivera, Río Branco y Chuy.

La alcaldesa de Chuy, Mary Urse, dijo al informativo que según se desprende de las denuncias hechas por algunos de estos ciudadanos cubanos, les hacen vender todo para venir y les cobran «platales» por su ingreso en vehículos.

Subrayado agrega que los cubanos llegaban a Brasil a través de Uruguayana, en una maniobra que involucra a choferes de Uber, taxis y autos de alquiler que los trasladan hasta la frontera uruguaya, principalmente el Chuy.

En el caso de la falsificación de la firma, la funcionaria acusada utilizó la cuenta y contraseña de un oficial superior para ingresar al sistema informático en donde se inician los trámites de residencia, reportó el denunciante.

La alcaldesa de Chuy, Mary Urse, dijo a Montevideo Portal que en total en Chuy hay «cerca de 400 cubanos viviendo» y «muchos ingresaron bajo esta maniobra».

«Los cubanos empezaron a venir de Uruguayana y los traían al Chuy diciéndoles que los esperaban cubanos y los llevaban a Montevideo», agregó.

Urse sostuvo que los cubanos «vendían todo lo que tenían. Hay un caso de una familia que traía más o menos 6.000 dólares y no les quedó nada».

«Yo nunca hablé de migración porque de la falsificación no sabía nada. Algunos de los cubanos que llegaban a Chuy se desmayaban de hambre», añadió

La alcaldesa señaló que al llegar Les dan abrigo y que «algunos viven en pensiones y hay piezas donde viven ocho o 10 juntos. Muchos trabajan como vendedores».

«Con el control de la pandemia se hace hisopado enseguida y se pone en cuarentena obligatoriamente», agregó.

Urse sostuvo que los cubanos «a veces llegan con visa, otras pidiendo refugio. Llegan todos por Brasil actualmente».

«Tenemos un lugar del lado uruguayo del Chuy que alquilamos y hacen cuarentena hasta la espera del resultado. Si es negativo se deja salir, si es positivo se los traslada a otro lugar», explicó Urse.

Tomado de https://www.montevideo.com.uy/