Gran oportunidad para los niños que juegan pelota en Cuba

Actualidad
niños cubanos en grandes ligas

Por lo general, no se hablaba en Cuba de las Pequeñas Ligas de Béisbol Internacional (LLBI, por sus siglas en inglés), un circuito competitivo para niños que juegan pelota, entre cuatro y doce años que agrupa a cerca de 200 000 equipos locales en 85 países y que todos los años culmina su temporada con una Serie Mundial en Pensilvania, Estados Unidos.

Tras un proceso de negociaciones que concluyó antes que el logrado con la MLB —según aclaró en conferencia de prensa Higinio Vélez, presidente de la Federación Cubana de Béisbol (FCB)— este miércoles se rubricó en la Habana un Memorando de Entendimiento entre la FCB y LLBI que le abre las puertas del sistema de competencias de ese organización a los pequeños practicantes de nuestro país, únicos de Latinoamérica y el Caribe que no estaban insertados en él.

«Se trata —explica una nota de prensa de le Federación Cubana de la disciplina— de un importante paso que reconoce la calidad de la pelota cubana y su sistema de formación desde las categorías infantiles y escolares, pero sobre todo de una nueva oportunidad para nuestros niños y sus familias.

«El acuerdo tiene como propósito global contribuir al desarrollo del béisbol nacional, incrementar el ya elevado interés de nuestros niños por su práctica, y enriquecer la probada calidad de la Liga Pequeña en la región caribeña y el mundo.

«El registro de los jugadores en sus lugares de residencia, la organización de eventos provinciales y nacionales, y la presencia del campeón en la Liga Pequeña del Caribe y luego —de clasificar— en la Liga Pequeña de la Serie Mundial son retos que afrontaremos con seriedad y optimismo», apunta el documento, que enfatiza en que la LLBI no es un circuito profesional y que los beneficios derivados del cumplimiento del Memorando impactarán en el sistema del béisbol cubano regido por la FCB.

La Federación Cubana asumió el compromiso de crear una Liga Pequeña nacional, con un campeonato para elencos municipales, pues el proyecto tiene carácter comunitario y privilegia que los niños compitan por sus localidades y con sus entrenadores de la base.

Por lo pronto, Stephen D. Keener, presidente y CEO de la Pequeña Liga Mundial, signatario junto a Higinio del Memorando, adelantó que una selección cubana participará del 12 al 21 de julio próximo en Curazao en el torneo clasificatorio del Caribe para la Serie Mundial.

Quien gane ese certamen regional asegura un cupo para la edición 73 de la Serie Mundial, que anualmente se efectúa en la ciudad estadounidense de Williamsport, Pensilvania, con notable impacto en la comunidad beisbolera internacional y gran cobertura mediática. La venidera justa está prevista entre el 15 y 25 de agosto y los organizadores asumen todos los gastos de los equipos.

Keener comentó en la conferencia de prensa posterior a la firma del Memorando que la alianza no solo tiene el propósito de insertar a los niños cubanos en los campeonatos del circuito, sino contribuir con recursos para la práctica del béisbol en esas edades, ya sean implementos deportivos, clínicas para entrenadores o mejoramiento de instalaciones, según sean las necesidades determinadas por la Federación Cubana.

El acuerdo no excluye que Cuba siga participando en el calendario competitivo de la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC) y las organizaciones regionales a las que pertenece, ni la Liga Cubana suplantará a los Juegos Escolares Nacionales.

La LLBI es una entidad sin fines de lucro con sede en South WilliamsportPensilvaniaEstados Unidos, que organiza ligas locales en todo ese país y en el resto del mundo.

Desde este miércoles, muchos niños, sus familiares y entrenadores de la base en Cuba deben estar muy  entusiasmados y expectantes. Ahora podrán tocar desde sus localidades una puerta que, probablemente, no conocían. Ganan los niños, gana el béisbol.

Fuente: Juventud Rebelde