Hija de Cristina Kirchner vive en Cuba

Actualidad

LA HABANA, Cuba. – La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, anunció este sábado en La Habana que su hija Florencia, quien recibe tratamiento en Cuba desde hace casi un año, está “muchísimo mejor”, aunque sin detallar cuando recibirá el alta médica.

“Quiero personalmente agradecer al Gobierno de Cuba y a los médicos (…) Como madre tuve la experiencia fantástica de que (Florencia) fuera diagnosticada adecuadamente y hoy la verdad es que está muchísimo mejor”, aseguró la también exmandataria (2007-2015) durante la presentación de sus memorias en la 29 Feria Internacional del Libro de La Habana.

Este es el único acto público en el que ha participado Fernández durante los nueve viajes que ha realizado a la isla, en menos de un año, para visitar a hija menor con el también expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), fallecido en 2010.

La vicepresidenta tiene previsto regresar el próximo miércoles a Argentina. Como en el resto de ocasiones, tuvo que conseguir permiso judicial para abandonar el país, debido a que está procesada por presunta corrupción.

Florencia Kirchner recibe tratamiento médico en la capital cubana desde febrero de 2019 por un “trastorno de estrés postraumático” y dolencias secundarias como un síndrome purpúrico y un linfedema ligero en las piernas.

Florencia había viajado a la isla para realizar un curso para guionistas de cine, pero tras el vuelo su estado de salud se habría deteriorado sensiblemente y tras una evaluación, los médicos cubanos le prohibieron viajar en avión, por lo que no pudo regresar a Argentina.

Antes de viajar por primera vez a Cuba el 14 de marzo de 2019, Fernández relató que los problemas de salud de su hija se deben a la “persecución feroz” de la Justicia argentina, que las acusa a ambas de presunto lavado de activos y asociación ilícita por las operaciones que empresas de la familia Kirchner realizaron con adjudicatarios de obra pública durante su Gobierno.

A la presentación de su libro “Sinceramente” asistió Miguel Díaz-Canel, estrecho aliado de los Kirchner como Raúl Castro.