“Ley de peligrosidad” la medida más abusiva para la sociedad de Cuba

Actualidad

El Observatorio Cubano por los Derechos Humanos publicó en su cuenta de Twitter un video, donde un hombre de edad mayor señala que fue detenido en el año 2011 por “sospecha”, pero al no encontrarlo culpable, las autoridades decidieron aplicarle la medida de “peligrosidad”.

“Me llevaron a un tribunal, me tildaron de delincuente y me metieron 1 año y seis meses en una correccional trabajando en el campo, con una medida de peligrosidad”, señaló.

Y comenta que esa medida es meter preso a una persona por sospecha “por una medida de peligrosidad”.

“Por eso que estoy en contra de esa medida de peligrosidad, porque sino se comete un delito, por qué me van a meter preso”, cuestiona.

De igual forma, pide la libertad para todos los políticos “que están presos por pensar distinto a este gobierno”.

En la misma publicación, el Observatorio Cubano menciona que la Ley de Peligrosidad predelictiva tiene como objetivo castigar un delito antes de que se cometa. “Ley copiada del nazismo alemán”.

De acuerdo a una publicación del portal Radio Televisión Martí, y que retomó de un reportaje de Anderlay Guerra Blanco para Martí Noticias, los cubanos consideran injusta está ley también conocida como “peligrosidad social”.

“Es la ley más abusiva que ha ejercido el órgano del Ministerio de Justicia contra el pueblo cubano”, opinó Enrique Pérez Sosa. Los entrevistados coinciden en que la medida es un “instrumento represivo”.

“Para cualquier cosa te quieren aplicar el peligro, esa ley no es justa”, indicó Ideal Limonta.

Los jóvenes cubanos son los más afectados con la ejecución de esta ley, que puede aplicarse por hechos tan simples como no pagar la cuota del CDR o no tener un empleo fijo.

El texto señala que la policía echa mano de la medida cuando considera pertinente para amenazar o perjudicar a los disidentes del régimen, a quienes considera “elementos antisociales”.

Las medidas de seguridad predelictivas están definidas en los artículos del 73 al 84 del código penal cubano y pueden llevar condena de 1 a 4 años de cárcel.

Radio Televisión Martí, indica que la Ley de peligrosidad social ha tenido antecedentes en Cuba, como las tristemente conocidas “Ley del vago2” y las “Unidades Militares de Ayuda a la Producción” (UMAP), estos últimos campamentos de trabajo forzados con el lema “el trabajo los hará hombres”.